Siguiendo la ruta a Chile, una pintoresca construcción artesanal cuenta la historia de los molinos que fueron base de la prosperidad económica de principios del siglo XX. Es una construcción artesanal a semejanza  de los antiguos molinos familiares que usaban técnicas milenarias, para la elaboración de harina con la que  se abastecía el consumo de varias familias. En su interior se puede apreciar diversos elementos, como instrumentos musicales, un armonio, una vitrola antigua, máquinas de coser, maquinaria agrícola de la época y carruajes que eran de uso cotidiano en los hogares galeses. En el predio también se encuetra un “galpón de herrería” y un “viejo almacén”.

Fiesta típica: Fiesta de la Trilla (Febrero)

Tiempo estimado de visita: 45 minutos + tramo de acceso
Período de visita: todo el año

Circuito Sur, todas las excursiones